Escuelas Salesianas apuesta por la formación de los docentes para ofrecer una educación de calidad

Escuelas Salesianas apuesta por la formación de los docentes para ofrecer una educación de calidad
22.01.2019

El pasado 18 de enero se celebró en la sede de la Inspectoría Salesianos Santiago El Mayor (Madrid) la graduación de los posgrados de Dirección de Centros Educativos y Coordinadores/as de Pastoral organizados por Escuelas Salesianas. Con este acto se pone fin a estos cursos formativos (presencial y online) que han contado con 70 participantes de colegios Salesianos y Salesianas en España. La formación de los docentes es uno de los elementos claves para ofrecer una educación de calidad que responda a los desafíos que hoy nos presenta la sociedad.

El acto ha contado con la ponencia “Liderar con inteligencia moral” de Luis Fernando Vílchez, Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación y actual miembro del Centro Católico Internacional de Cooperación con la UNESCO, entre otras funciones. Para Vílchez la inteligencia moral es “la capacidad para razonar en términos de bondad, de lo bueno y justo, de lo que es mejor, de lo que más humaniza, de lo que nos hace mejores”. Apuntaba también que es “la capacidad para discernir lo que es debido en cada momento, razonando y argumentando” así como la capacidad que nos impulsa a hacer acciones buenas, ayudadas de la habilidad emocional y social.

También han tenido la palabra Beatriz Rivas (Salesianos Santander) y Esther Hermida (Salesianas Sueca), alumnas del Curso de Dirección de Centros Educativos, y Jesús Casanova (Salesianos Triana), alumno del Curso de Coordinación de Pastoral. Un buen directivo es aquella persona “capaz de liderar equipo desde la humildad, el amor y la clara concepción de su puesto como un servicio” exponía Beatriz en su intervención sobre sus vivencias en esta formación. Para Esther, este discurso era “una oportunidad de agradecer de corazón todo lo que hemos aprendido, compartido y vivido durante estas semanas”. Los tres coincidieron en un compromiso claro: intentar extender esos aprendizajes al equipo docente y que sean transmitidos al alumnado “con mucha amorevolezza”.

Por último, Ángel Astorgano, Coordinador Nacional de Escuelas Salesianas, finalizó el acto de graduación con un breve discurso en el que valoró más allá del aspecto académico, el aspecto de encuentro y “la prueba está en que os despedisteis entre lágrimas y hoy os recibís con abrazos, con el deseo de mantener el contacto en el futuro”.